lunes, 4 de enero de 2010

¿ES BUENO TENER A UN “MONSEÑOR” OPUS DEI DE PROCURADOR?


Ayer leí una estupenda columna de la periodista cartagenera Claudia Ayola Escandón sobre el Procurador, “Su santidad”, Alejandro Ordoñez, -hablando entre otras- de su magnifico trabajo como Supernumerario del Opus Dei en uno de los cargos públicos de mayor importancia en nuestro sórdido Estado colombiano; La Procuraduría General de la Nación.
Yo me pregunto como hace este señor para ejercer tan magna función con esas posiciones tan ultraderechistas y radicales que maneja. ¡Ah! y esto lo digo ahora, después de observar sus intervenciones en temas como el homosexualismo, el aborto, la adopción entre parejas del mismo sexo, la penalización de la dosis personal etc. Ahora; no me atreví antes porque quizá tenía la leve esperanza que fuera un Supernumerario del Opus algo liberal, un poco underground. Pero no, es todo un digno miembro la tenebrosa ala radical de la honorable y bien ponderada Iglesia Católica.
Pero ese no es mi problema ni el de ustedes –que sea del Opus- , allá él con sus creencias solapadas y radicalistas; el problema acá es el escenario desde donde defiende sus posiciones, claro, desde su perspectiva “depurada, ética y moral”. Descrito todo lo anterior; ¿quien es Alejandro Ordoñez para decidir que está bien y que está mal en este país?
Ahora observen esto:
Misión de la Procuraduría:
Vigilar el correcto funcionamiento de la función pública, para salvaguardar los derechos e intereses de los ciudadanos, garantizar la protección de los derechos humanos e intervenir en representación de la sociedad para defender el patrimonio público.
Dicho constitucionalmente lo anterior; ¿Acaso la comunidad LGTB no es ciudadana de este país por el simple hecho de no pensar igual al Procurador y por eso tampoco los cobija el inalienable derecho humano a la igualdad? o ¿Acaso ellos le reprochan q sea del Opus Dei?
¿Será que una mujer tiene que tener doce o cuarenta hijos como lo contempla esta “Prelatura”, porque para el Procurador es un pecado planificar?
¿Será que una mujer tiene que morir porque al Procurador se le dio la sagrada gana de no estar de acuerdo con cualquier tipo de excepción al abortar?
Se está cumpliendo la Misión de la Procuraduría General de la Nación?
Aclaro que no todo lo legal es moral o ético, y que estamos en un mundo abierto a circunstancias que fluctúan constantemente, de otra forma, estaríamos pensando que la tierra es cuadrada y que somos el centro del universo. Estos cargos de alta responsabilidad humana deben ser tratados por racionalistas, por personas de mente abierta, -no cínicos-, sino gente con la capacidad receptiva del pensar en el otro, en el prójimo, que es lo que verdaderamente importa, porque ese señor que está montadote en ese trono burocrático es un funcionario público y como tal se debe al público no a su Secta fascista y elitista. Y aclaro vehementemente; no juzgo su persona; tengo derecho a evaluar sus actos como actor –Él- de un gobierno por el que democráticamente tengo derecho a opinar.¿Que piensan ustedes?