sábado, 6 de agosto de 2011

LA OSCURA FIFA: PRECIOS EN LOS ALIMENTOS DENTRO DE LAS SEDES DEL MUNDIAL, CANIBALISMO Y ALGO MÁS.


Por Juan Diego Perdomo Alaba

El canibalismo impera en la ciudad. Nos creemos los peores y depredamos entre sí hasta la saciedad. Es palpable, no nos soportamos. Hablamos pestes de nosotros.

Creímos imposible un estadio a la altura de un Mundial porque la “porquería” de gobierno que nos tocó (aun cuando lo votamos)  es incapaz. Ahí está, el Nido Amarillo, admirado por muchos y mirado con desdén por otros.

Se ha cumplido hasta donde sabemos. La organización y logística operada por los chicos Voluntarios (cartageneros) ha sido impecable, no por la FIFA, sino por el compromiso individual de ser los mejores anfitriones.

Si Barranquilla no cumplió con las expectativas de la inauguración que a mi gusto fue inferior a la de los Juegos Suramericanos en Medellín, por ejemplo, no es el tema, a cada quien se le asignó una tarea. Hasta nuestra Selección tiene la suya, ojalá la cumpla. 

Ayer un taxista de aquellos bullangueros decía que si no hubiese sido por la FIFA, el Morón no habría quedado tan bello como está.

-Mi querido amigo, la FIFA no coloca un solo centavo, respondí. Pensé en ese instante en cuánto nos subestimamos.

Y sí, la FIFA es una entidad élite y elitista,  la más rica de todas la federaciones deportivas en el mundo. Dios sabrá si tan o igual de corrupta a su prestigio. Para saber más de ella observeLas cuentas Oscuras de la FIFA:


Confieso que este texto que escribo lo suscitó un video descarnado y visceral que grabó un asistente con su celular en uno de los encuentros mundialistas realizado en nuestra ciudad, donde parecía evidensiar el abuso en los precios de los alimentos y bebidas que ofrecen en el estadio. Casi acusando a los vendedores que nada tienen que ver con el tema. El video se ha dispersado rápidamente por las redes sociales, motivando a expresiones de odio e intolernacia en contra de los vendedores y lo que es peor, en contra de la ciudad que tampoco tiene que ver con que una botella de agua cueste $5000 o unas papitas Margarita $7000. Una Cartagenera en su cuenta al respecto dice: “Cartagena no dejemos mal al país!!!!!”

A manera de información y con base en fuentes oficiales, se les informa a quienes les fascina denigrar de su ciudad;  caníbales y adalides de la moral pública,  que en charla con el director del Mundial Sub-20, Rodrigo Cobo, además, gerente de la Federación Colombiana de Fútbol, aclara que los precios de las comidas en los estadios “se coordinaron de común acuerdo con la FiFA, según el promedio de costos de los productos en otros Mundiales juveniles”.  El inconformismo al respecto es unánime en las 8 sedes del evento futbolero, no se circunscribe sólo a la heroica. Según lo expresado, la FIFA cree que todos ganamos como Messi o Blatter.

Al parecer,  la modalidad de entrega de los locales de venta de alimentos y servicios en los diferentes estadios se adjudicó a manera de concesionario. Tema que presuntamente le fue asignado a  cada administración local condicionando a los beneficiados a ser exclusivos con ciertas "marcas",  (algunas sponsor de la gran FIFA: Coca - Cola) y estipulando los precios en los productos que también tienen un límite de existencias.

Los vendedores ambulantes externos de comidas y bebidas que amainan los elevados precios con referencia a los del estadio, están vetados, prohibidos. Los aíslan con grandes cercos de seguridad ver nota: http://notiagen.wordpress.com/2011/08/02/personas-vendedoras-ambulantes-perjudicadas-por-el-mundial-sub20/#more-1536

Con respecto a los dineros públicos utilizados para la realización del evento deportivo más importante de la historia de nuestro país, si hubo detrimento patrimonial acá, en Barranquilla, Bogotá o cualquier otra sede, los entes de control son quienes lo determinarán. Las “ías” tienen un staff instalado en cada oficina encargada de alguna labor de contratación sobre el particular.

Esperamos que la ropa sucia se lave en casa luego que las cámaras del mundo se hayan ido.  Mientras tanto,  la ropa olorosa a Cartier de la FIFA quedará acá,  esa también hay que lavarla, muy bien y con cuidado...Esto es sólo la punta del iceberg.

PD: Aún no se ha ganado nada, evitemos el triunfalismo. Éste,  infundado a rabiar por los medios; nos hace daño.